Recetas

Ensalada detox para después de las vacaciones

Las comidas a deshora, las tapas del bar, los encuentros con los amigos y las comidas copiosas e hipercalóricas probablemente hayan hecho mella en tu peso. ¿Debe esto preocuparte? Realmente no, puesto que lo importante es que hayas disfrutado de tus vacaciones o de tu viaje y ahora puedas ponerte manos a la obra para restablecer tu alimentación.

 

Cualquier alimento que ingerimos tiene un impacto directo en nuestro organismo, una dieta poco equilibrada durante un periodo determinado puede haber aumentado el nivel de toxinas en tu cuerpo. El secreto es volver a una dieta moderada, y la siguiente receta que te presentamos desde el Mercado de Los Pinos te ayudará en ello.

Ojo! En ningún caso hablamos de saltarse comidas o sustituirlas por una simple ensalada, si no que deseamos que incorpores este plato detox como punto de apoyo para que regreses a un estilo de vida saludable.

Ingredientes 

  • 70 gr espinacas crudas
  • Una ramita de apio
  • Tomate o cualquier otra hortaliza como zanahoria o pimiento.
  • Pavo loncheado de nuestras carnicerías
  • Perlas de queso fresco
  • Aliño al gusto

Modo de preparación

Lava todas las hortalizas. Te recomendamos el uso de espinaca fresca y cruda puesto que es una fuente de hierro y proteína vegetal de lo más saludable.

Corta el tomate, las zanahorias y los pimientos en pequeños tacos. Los vegetales son una excelente fuente de minerales y vitaminas esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Añade toda la mezcla en un bol y agrégale el pavo loncheado. Un gran consejo: Intenta que este pavo loncheado contenga la mínima cantidad de sodio posible. El sodio es el enemigo principal de la eliminación de líquidos, por lo que si abusas de él, te sentirás hinchad@ sin saber porqué 😉

Corona la ensalada con perlas de queso. Te recomendamos el queso tipo feta, el cual cuenta con más proteínas que otros quesos.

Por último, aderézalo al gusto. A ser posible, sustituye el aceite de oliva por una vinagreta o mostaza, las cuales son mucho más bajas en calorías. Si no te es posible renunciar al aceite, recuerda aderezar tu ensalada sin abusar del mismo, puesto que puede incrementar las calorías de tu plato sin que te des cuenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *