Consejos y trucos

Normas básicas para congelar alimentos

congelar-alimentos-frigorífico

Consumir alimentos frescos y de calidad es la base de toda buena alimentación. Sin embargo,en ocasiones las circunstancias nos llevan a que sobre comida y es cuando entra en juego la cocina de aprovechamiento. Esta filosofía de vida cuenta, como grandes aliados, con electrodomésticos como el frigorífico y el congelador.

Congelar la comida nos permite consumirla a posterioriaunque no todos los alimentos son aptos para esta técnica ni todas los recipientes adecuados. Con estas sencillas recomendaciones podrás sacarle el máximo partido a tu comida congelada.  

9 cosas a tener en cuenta a la hora de congelar comida

  1. Dejar que la comida se enfríe antes de colocarla tanto en el congelador como en el frigorífico
  2. Repartirla en porciones para que la comida se enfríe más rápido y pueda guardarse antes de dos horas.
  3. Asegurarse de que todo está bien empaquetado, utilizando recipientes adecuados. En su defecto, podemos utilizar papel film o el tradicional papel de aluminio.
  4. En caso de querer descongelar un alimento, debe hacerse a temperatura ambiente antes de ser cocinado y en un recipiente apto. De esta forma, al descongelarse el alimento no contaminará de líquido o jugo otros alimentos.
  5. Por regla general, si congelamos comida ya cocinada, esta no puede volver a congelarse. Lo mismo ocurre si rompemos la cadena del frío: un alimento descongelado no debe volver a congelarse.
  6. En el caso del pescado, es necesario su congelación si se quiere consumir crudo, sea en forma de sushi o tartar. En caso de que este vaya a ser cocinado, puede adquirirse en cualquiera de las pescaderías del Mercado de los Pinos y consumirlo una vez lo hayamos cocinado en casa.
  7. El congelador debe permanecer a -18º o menos.
  8. A diferencia de los frigoríficos, los congeladores funcionan mejor cuando están llenos y sin mucho espacio entre los alimentos.
  9. Los alimentos que no se deben congelar debido a la gran pérdida de sus propiedades son la col, el apio, el pepino, la endivia, las patatas asadas o hervidas, claras de huevo cocinadas, el merengue, la cremas y salsas con leche, el queso, el pan rallado, las mayonesas, gelatinas y mermeladas.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *